No hay belleza sin salud

sobrepeso

El viernes pasado recibí una llamada de mi mejor amiga. No tenía mucho tiempo para platicar, así que sólo me preguntó si estaba libre el sábado, para que la acompañara a ver a un bariatra en la Condesa. De inmediato le confirmé que podía ir, aunque no sabía bien con quién ni en qué clase de lugar acabaríamos. Intuí que se trataría de un especialista, pero la palabra no me resultaba familiar y conociendo a Claudia, lo mismo podía ser un nuevo instructor de meditación que algún tipo de cuidado para su perro.

Tal vez fue por su extrañeza, pero la palabra no se me olvidó, así que cuando llegué a casa y al fin tuve un rato de ocio, cedí a la curiosidad y la busqué en internet. Me sorprendí al descubrir que el bariatra es el médico especializado en el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso. Lo que llamó mi atención fue que dicha especialidad sea tan poco difundida y prácticamente desconocida por la población en un país como México, donde más del 70% de los adultos padecen estas enfermedades.

Al igual que muchas otras personas, yo pensaba que el profesional indicado para llevar tratamientos de control de peso era el nutriólogo y que para padecimientos relacionados, como la diabetes o la hipertensión, se acudía con el médico general o con especialistas como el endocrinólogo y el cardiólogo. No imaginara que hubiese alguien específicamente capacitado para tratar el sobrepeso.

Pero gracias a la breve y enigmática llamada de mi amiga, descubrí varios datos interesantes acerca de la bariatría:

  • La palabra se compone de la raíz griega bari, que significa “peso” y los sufijos –iatr: “tratamiento”, e –ia: “relativo a”. Por tanto, la bariatría es la ciencia relativa al tratamiento del peso, y más específicamente, del sobrepeso y la obesidad.
  • Para ejercer esta disciplina, es necesario estudiar la licenciatura en medicina y posteriormente, hacer un posgrado en bariatría. Esto quiere decir que los bariatras son médicos especializados, como los cardiólogos, los dermatólogos o los oncólogos.
  • El bariatra no sólo considera la dieta y el ejercicio como recursos para controlar el peso. Antes que nada, evalúa el estado de salud del paciente y ordena todas las pruebas que sean necesarias, para saber qué ocasiona su problema de sobrepeso. Con base en los resultados, determina el tipo de dieta y ejercicios que le ayudarán y cuando sea necesario, también puede recetarle medicamentos.
  • La bariatría es una especialidad distinta de la nutriología. Esta última sólo abarca el aspecto de la dieta y el acondicionamiento físico, pero los profesionales que se dedican a ella no pueden evaluar otros aspectos del estado de la salud. El nutriólogo debe trabajar en coordinación con el médico y es este último quien decide cuál es la dieta más adecuada y por cuánto tiempo debe seguirse.

El sobrepeso y la obesidad suelen considerarse problemas estéticos. Por eso las personas buscan soluciones rápidas, como pastillas que aceleran el metabolismo o que disminuyen el apetito. Pero esos remedios casi milagrosos no tratan las causas de las enfermedades y sí pueden tener repercusiones negativas en la salud. Me agradó descubrir esta información, pues la auténtica belleza es la que refleja el bienestar de nuestro cuerpo y ánimo, y para conseguirlos, hay que empezar por cuidar la salud.