Mis tradiciones favoritas de Navidad

posada

Aunque a muchas personas les desagrada el enfoque comercial y consumista que se le ha dado a la Navidad, yo aún la considero entre mis festividades preferidas. No por los regalos, las fiestas o la comida, que puede ser deliciosa pero luego nos deja con culpas, sino por las tradiciones. En México hay algunas muy especiales, pues la festividad cristiana se combina con la herencia indígena que se mantiene viva en distintas regiones y da como resultado formas de celebrar que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.

Les comparto mi lista de tradiciones favoritas. Algunas las he vivido desde niña y otras las conocí a través de los viajes y la lectura. Espero que las disfruten y les den una percepción distinta de la Navidad.

El Nacimiento

La recreación del pesebre donde nació el niño Jesús y a donde los pastores acudieron para adorarlo es una tradición española. En el país europeo, estos escenarios formados con figuritas de cerámica o pasta y en ocasiones con personas y animales reales, se conocen como “belenes” y se colocan en las casas y los templos en Nochebuena. En México, los nacimientos se ponen desde principios de diciembre. Las figuras se elaboran con diversos materiales, como barro, mimbre, cera y hasta hojas de maíz. Los personajes llevan los atuendos típicos de cada región, como las figuras de los nacimientos de Michoacán, que se hacen de cera y llevan trajes purépechas.

Las Posadas

Algo que me encanta de la Navidad mexicana es que la celebración dura mucho más de un día. En mi familia esperábamos con emoción las Posadas, porque éstas eran la señal de que las fiestas de fin de año habían empezado. Esta tradición se originó en la época colonial, como una forma lúdica de transmitir a los indígenas la importancia del nacimiento de Cristo. Las Posadas representan el viaje de María y José a Belén y la búsqueda de un lugar para que naciera el niño Jesús. En ellas hay rezos, cantos y después, la algarabía de romper la piñata. Recuerdo que en las posadas de mi colonia se hacía una pequeña procesión con las figuras de los Santos Peregrinos. Pero en la península de Yucatán, los niños hacen recorridos semejantes por las calles de sus barrios, llevando ramas decoradas y en lugar de pedir posada, solicitan “aguinaldos”, que son canastitas con dulces y frutas de la temporada.

Las Pastorelas

Las Pastorelas son obras teatrales en las que se representa el viaje de los pastores al portal de Belén, para ver a Jesús recién nacido. En el camino se encuentran con diablos que tratan de apartarlos de su objetivo, mediante diversas tentaciones y travesuras que dan el toque picaresco a la obra. Un lugar de la república mexicana famoso por sus Pastorelas es Tepotzotlán, en el Estado de México. Las representaciones se hacen al aire libre y se engalanan con la música del mariachi y los fuegos artificiales.

Los regalos personalizados

Esta es una tradición familiar, pues en casa preferimos dar regalos hechos especialmente para la persona que nos tocó en el intercambio. Cada quien deja volar su imaginación y usa sus talentos para crear un obsequio único. También hay quienes optan por encargar regalos personalizados más sofisticados y lujosos. Lo importante es mostrar que pensamos en la otra persona y le obsequiamos nuestro tiempo y habilidades.