El mármol y el granito son bellos y naturales, pero no iguales

Cada vez que visito lugares bellamente decorados o de prestigio, observo que la gran mayoría de ellos usan como materia prima el mármol.

Definitivamente es una bella piedra que resalta a primera vista, ya sea en una escultura, en la pared o como piso, su brillo y la delicadeza de sus dibujos no pasan desapercibidos.

Ahora que mi hijo está comenzando sus estudios de arquitectura hemos tenido largas conversaciones sobre diseños, planos arquitectónicos, materias primas, etcétera y he aprendido mucho de él.

Por ejemplo, hoy platicamos sobre el mármol y el granito, que si bien ambas son piedras y por ende productos naturales es precisamente lo que hace que tengan una amplia gama de colores y diseños únicos e irrepetibles entre sí. Y esto también hace que tengan sus grandes diferencias.

El mármol por ejemplo, por su estructura que se encuentra conformada por piedra caliza principalmente, es altamente poroso y si bien es muy resistente y duro, es irónicamente más sencillo de destruir hasta convertirlo en prácticamente arena. No así el granito que es mucho más resistente que el mármol.

Otra diferencia es que justamente por la porosidad del mármol, esto lo hace delicado, ya que se tiñe con facilidad y puede ser destruido muy fácilmente por cualquier tipo de ácido, calor o agua. Un solo rasguño puede permitir que los líquidos o incluso la oxidación del aire entre bajo la capa de sello y mancharlo.

Por ello, es preferible usar mármol en lugares donde no se encuentre tan expuesto. Si tienes pensado ponerlo como piso, colócalo en lugares poco transitados. Evita por otro lado, colocar mármol en la cocina o baño.

Para estas áreas lo ideal será colocar el granito, por su composición hecha de cuarzo, silicio, feldespato y mica lo hace mucho más resistente a productos químicos, ácidos y es más resistente al desgaste. La presencia del cuarzo proporciona al granito durabilidad y dureza diferente a la del suave mármol.

Sólo basta con colocarle un revestimiento de sellado adecuado y con el cuidado respectivo, este revestimiento puede durar por muchos años, evitando así los rasguños, manchas, picaduras o desgaste de esta hermosa piedra.

Otra notable diferencia entre el mármol y el granito es que éste último suele ser menos costoso que el mármol, pues es un material mucho más abundante.

Aún después de lo que te he compartido aquí, no está por demás que visites una tienda de mármol y granito confiable, para que te asesoren de la mejor manera si tienes un proyecto en las manos.

Mi hijo me ha dicho que la asesoría profesional de gente conocedora del tema te hará ahorrar dinero y disfrutar de la mejor manera estas hermosas piedras que la naturaleza nos brinda.