Un auto nuevo es como tener un nuevo miembro en la familia

Driver

En casa estamos en una situación de reacomodo en las actividades familiares, ya que actualmente los niños han crecido y requieren de más movimiento y tiempo de esparcimiento, que muchas veces en casa se transfiere a la televisión o algún aparato electrónico, lo cual no es lo más conveniente.

Mi esposo y yo estamos analizando la situación para buscar algunas alternativas que nos ayuden a incluir alguna actividad física por la tarde, una vez terminadas las tareas escolares.

Entre la búsqueda notamos que también es necesario un segundo auto familiar. Ya llegó el momento de tomar el rol de “la chofer de mis hijos”.

Así que nos dimos a la tarea de investigar sobre el crédito automotriz o autofinanciamiento y con base en información de la Condusef y la Profeco, elaboramos la siguiente guía:

La primera recomendación… ¡no adquirir algo que se encuentre fuera de tu alcance económico! Esta es una regla de oro. Por mucho que te guste una marca o quieras un auto último modelo, hay que evaluar si se tiene el poder adquisitivo para evitar problemas financieros futuros

Segunda recomendación… además de los pagos mensuales a realizar, hay que tener en cuenta los gastos adicionales que un nuevo auto conlleva al gasto familiar, esto es: el pago de seguros, la gasolina, el mantenimiento y lo correspondiente a servicios adicionales como placas, tenencias, licencias de manejo, verificaciones vehiculares, entre otros.

Tercera recomendación… una vez que ya identificaste el tipo de auto, modelo y tu poder adquisitivo, ahora hay que buscar la mejor propuesta crediticia del mercado. Existen diferentes ofertas de autofinanciamiento, por lo que una de las primeras cosas a evaluar son las diferencias en las tasas de interés que están cobrando, plazos que ofrecen y enganche requerido.

Ten presenten que tienes diversas fuentes de financiamiento como son los bancos, Sofoles (Sociedades Financieras De Objeto Limitado), Sofom reguladas y no reguladas (Sociedades Financieras De Objeto Múltiple), así como las propias casas automotrices.

Cuarta recomendación… entre las diversas cosas que hay que analizar para evaluar la mejor opción son: las tasas de interés y el costo total por los diversos plazos de pago. Lo mejor para este análisis es revisar el Costo Anual Total de las distintas fuentes de financiamiento, así podrás comparar con más confianza y elegir la mejor opción. Puede ser que la tasa de interés sea relativamente baja, pero si las comisiones y los seguros son mayores, puede no ser la mejor oferta.

Nota: mientras más alto sea el pago del enganche, la tasa de financiamiento puede ser más favorable y los plazos que se pueden obtener créditos automotrices pueden variar. Mientras más plazos, las mensualidades serán menores, sólo que el monto total de pagos aumentará. Por lo que deberás evaluar tu punto medio entre financiamiento y pagos.

Como notamos mi esposo y yo, adquirir un auto a través de un autofinanciamiento, requiere de un análisis financiero familiar profundo, por lo que no es un tema menor. Justo estamos en este análisis para lograr incluir un nuevo “miembro a la familia” que nos ayude a tener tardes con actividades integrales para la educación de los niños.